El complejo del Malix y el cultivo a los meridanos del norte…

José Luis Sierra V.

Vecina de Mérida “a las de a huevo”, Ivonne Ortega nunca ha disfrazado su aversión por la ciudad y por su gente. Sin la preparación indispensable para adaptarse y sobresalir en un medio adverso, Ivonne Ortega decidió años atrás hacer política “en los pueblos” y fue trabajando en los pueblos, con métodos asistencialistas y con acciones populistas, como logró sobresalir, primero, y obtener el triunfo electoral que la llevó a la gubernatura, después.

Si Ivonne Ortega conformó su equipo de trabajo con políticos “de los pueblos” fue porque en ellos sí confía, porque con ellos y entre ellos se siente a gusto, se sabe en confianza, fuera de los recelos y las malas vibras que siente por las personas de Mérida.

Como buena inmigrante con pretensiones de reconocimiento social, la Seño de los Cochis llegó a vivir al norte de Mérida, en donde se asientan los jorocones. Y en el norte de Mérida viven todos los amigos pueblerinos de Ivonne que hoy son altos funcionarios de su Gobierno. Viven en el norte, se relacionan con los meridanos del norte, piensan como ellos, ignoran, discriminan, hostigan, a los del sur y del poniente, a los del oriente y a los meridanos que viven en las colonias del centro.

Por ese “complejo del malix” que aqueja a Ivonne Ortega y a sus amigos de los pueblos es que, a la hora de decidir acciones de Gobierno y propuestas que pueden despertar la simpatía, el respaldo electoral de los meridanos, por ese “complejo de malix” piensan sólo en el norte, en anunciar grandes inversiones, obras faraónicas a realizar, todas en el norte.

Por ese maldito complejo fue que se indujo a la Fundación TELEVISA en construir el CRIT, en el norte. No les importó que fuese en un basurero, cuando todo indicaba, todo apuntaba, clamaba, para que fuera en el sur, en donde hay más necesidades, en donde abundan los niños con lesiones y con discapacidades. No, tenía que ser en el norte, sin importar las dificultades de acceso, la escasez de transporte, las distancias, el cruce tan peligroso del Periférico. ¡¡En el norte!! ¡¡Todo en el norte!

En el norte de Mérida está el CRIT, y están las facultades de la UADY, la universidad del pueblo, a un lado de las universidades de los PIRRURIS. Y allí van a poner, también, el centro de rehabilitación y medicina del deporte. Y ahora nos dicen que también el Museo de la Civilización Maya será en el norte, junto a Siglo XXI. Y de construirse el Teatro Mayapán (para 5 mil espectadores, cuenta Esma) se haría también en el norte.

¿Y los del sur y del poniente, acaso no serán meridanos?¿Será que los meridanos del sur con un par de zapatos para sus hijos solucionen sus problemas? ¿Será que el alza en las tarifas de transporte no los haya afectado?

¿Será que el centro de la ciudad, otrora señorial y pluriespacial, se lo vayan a quedar a los gringos retirados, a los vendedores ambulantes y a los baratilleros? ¿Será que no se les ocurra pensar que el centro es el punto más cercano a los pobladores de todos los rumbos?

¿No habrá alguna mente pueblerina a la que se le ocurra reconvertir los patios de La Plancha en un espacio de aglomeración urbana y social?¿No habrá nadie en este desvergonzado gobierno que piense en acercar fuentes de empleos a los pobladores de los Vergeles, de Juan Pablo II y Mulsay?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: