¡¡Bola caaannntaaaadaaaa!! Renunciaron a El Niplito, que porque ya no le servía al Corazón que no Descansa…

Pos sí, se cumplió la sentencia del Oráculo de Lesbos y el Contralor que Nada Controlaba pasó de la banca al desempleo (se quedó sin esposa, sin amante, sin chamba y sin prestigio). Dice el boletín oficial quesque sufre un “mal pancreático”. Los miembros del Club de Tobi dicen que la Pequeña Lulú lo consideraba un “higadito”, mientras que los amigos del descontrolado dicen que dice que los caprichos y los excesos de Corazón Ardiente le habían inflamado el hígado.

A ver si no enferman de los riñones o del colon a Pirujina, cuando el encargado Totalmente Palacio tenga que explicarle a la Ñora de las Encuestas el derrumbe de su popularidad en plena campaña por la Joya de la Corona.

Por lo pronto, bye, bye, Niplito, que aprendas la lección y que puedas destupir tus cañerías…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: