Quien no la conoce, que la compre…Dzemul, una dolorosa derrota.

No, no era Mérida la joya más anhelada y que le hacía falta a la corona real. Fuera por razones de familia, por soberbia personal o, si usté quiere, por simple revanchismo, tal vez fuera por provincianismo, pero la verdá de las cosas es que nada anhelaba más la Ñora de los Cochis que obtener el triunfo electoral, la alcaldía de SU pueblo, del Dzemul de los Pacheco y de los Ortega…

Y es que, la mera verdá (y ella lo sabe), la Ñora de los Cochis no es bien vista por sus paisas y vecinos. No lo ha sido nunca. Ni cuando era chiquirrina y ella y sus dos hermanas se las daban de “catrinas”, despreciando a sus vecinas “mesticitas” porque hablaban la maya. No, no fueron queridas cuando eran adolescentes, cuando el padre decidió que estudiaran la secundaria en Motul, en la Eulogio Palma, pa’ que no se revolvieran con la perrada dzemuleña… Por eso hubo sonrisas y gestos de alegría en el pueblo cuando se supo que la Lupe había resultado embarazada y que, rabioso, papá Ortega decidió que las tres dejaran de estudiar…no vaya a ser que la cuenta siga…

Bueno, pero no hay que irnos tan atrás pa’ decir que la Ñora del Justam anhelaba y puso todo lo que estaba de su parte y de parte de su gobierno para ganar, para avasallar, para arrebatar como juese la alcaldía de Dzemul, de SU pueblo. Y ahí vá otra vez un pariente, otro Ortega, otro de los que no pueden ver ni en pintura…y ahí va otra mujer en contra de la Ñora de los Cochis y en contra de la Familia Real, decididos a impedir que las catrinas sienten sus reales en Dzemul …

La Ñora de los Cochis se metió a operar como sólo ella sabe hacerlo: amenazó a parientes y vecinos; repartió dinero, becas, plazas y promesas. Puso a trabajar a los brigadistas, pintó el pueblo de rojo y distribuyó camisetas para vestir a ésta y a la generación que sigue. Pero volvió a perder, como sucedió hace tres años, cuando Elsy Rivera Sánchez derrotó a otro miembro de la porcicracia dzemuleña.

Nada, nada hubiera dejado más contenta y orgullosa a Ibóm Ortega, que lucir en su corona la anhelada joya de SU pueblo, de su natal DZEMUL, pero… el pueblo rebelde, que no la traga, que no la pasa, que le ha dicho “mah” una, dos, tres veces… volvió a hacerlo, ahora, con otra mujer, Rosaly Bacelis Be…nada pudo hacer la Ñora de los Cochis para derrotar a una mujer digna y decidida, que sólo cuenta con el respaldo de SU gente y que también contó con el voto de quienes no pueden ver y no aceptan sufrir a la familia real…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: