HISTORIAS ENGARZADAS: El terrateniente de Ixil está furioso

El rejuvenecido funcionario teme hasta de su sombra

Carlos Cámara (tomado del blog: http://blogs.yucatan.com.mx/carloscamara; 21 jul. 2010)

Las paredes oyen, repite la voz popular. El eco cuenta que el propietario de la casona de Ixil está fúrico, desencajado.

El influyente, figura clave de de la Oficina de la regidora, sentenció que averiguará quién o quiénes están detrás de la denuncia pública que El periódico de la vida peninsular dio a conocer.

A 10 días de que estalló el escándalo, en el que estarían en entredicho recursos del erario oficial, el ex presidente de la Nueva Federación Estudiantil Universitaria, tiene temor hasta de su propia sombra.

Dice el dicho popular que “el que debe, teme“. Por algo será.

El funcionario de nivel medio de la administración estatal, que disfruta -a juzgar por sus propiedades-, con un elevado estilo de vida, ya canceló sus cuentas en las redes sociales e incluso pidió a sus allegados que lo imiten.

Según repite el eco, prohibió que los empleados a su cargo intercambien recados o saludos por las vías de internet con personas del exterior de su oficina, a fin de evitar que se filtre algo de lo que acontece en el despacho mágico.

La semana anterior, el ex consejero alumno de la Facultad de Contaduría y Administración de la Uady y sus principales colaboradores se quedaron hasta horas de la madrugada en la oficina, allá por la avenida Colón.

En esa misma institución de educación superior, el terrateniente de Ixil compartió preocupaciones escolares, y ahora laborales, con un compañero de la región chiapaneca, que dicen tenía un apelativo escolar como el personaje de una popular película de Silvester Stallone. Años atrás, en la preparatoria, hizo lo mismo con el dueño, según acta constitutiva, de un nuevo restaurante de ambiente latino, en el norte de la ciudad.

El rejuvenecido funcionario estatal de nivel medio, gracias a las intervenciones estéticas, aunque vivió 10 tormentosos días, porque se rumuró que sus superiores ignoraban sus movimientos, ahora podría respirar más tranquilo, una vez que los fiscales económicos y jurídicos del reino terminaron su labor de indagación profunda.

¿Qué tal, va bien el argumento de esta nueva historia para el canal de los luceros?… y no precisamente del Bicentenario…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: