Las 4 mafias que expolian a Mérida y la alcaldesa que les sirve.

100 días y sigue en campaña

Se cumplieron ya 100 días, los primeros 100 días de un gobierno que prometió transformar a Mérida en cosa de dos años. Y…¿saben qué? Nomás no se le miran a la Ñora-Botox los tamaños pa’ sacar la marrana del estercolero…

¡¡Aaaaaahhhhhh, pero que tal en eso de cumplirle compromisos a las mafias que la patrocinan y que han hecho de la ciudad y de sus habitantes botín a su entera disposición!!

Que no hay dinero para echar a andar los programas de combate a la pobreza extrema, ¿pero qué tal lo hubo para repartir subsidios al pulpo camionero? Que no se ha podido acabar con los baches, ni sustituir las luminarias dañadas, ni ajustar la sincronización de los semáforos, por falta de recursos (y de talento, grita el ciudadano criticón) aaaaahhhhhh, ¿pero qué tal hay lana para pagar las paginotas de publicidad diaria en periódicos y revistas o para comprar espacios en radio, T.V. e internet con elogios y cebollazos a la Ñora del Talle Corto y la Cola Larga? ¿Qué tal encontraron lana pa’ renovar la flotilla vehicular, para armar conciertos y reventones o pa’ celebrar con los cuates en la Quinta Ibónica (antes Montes Molina)?

100 días de ineficacias, de anuncios de lo que se hará, cortes de listón, presidiums, conciertos y figurados, muchos figurados y algunos desfiguros. 100 días en que el pueblo ha permanecido al margen de las preocupaciones gubernamentales y de la ocupación de sus autoridades.

100 días na’más mirando cómo le cumplen a pié juntillas a los intereses de las 4 mafias que controlan a la ciudad y al Estado. En 100 días, decenas de permisos para venta de licor y giros negros, se le cumple así a los promotores del vicio. En 100 días, luz verde a los fraccionamientos “atorados”, programas de vivienda pa’ los especuladores (y no para auténticos desarrolladores de vivienda) y solución de problemas en Ciudad Caucel que debieron resolver y pagar los fraccionadores y no el erario municipal.

En 100 días se han rebasado con creces las expectativas económicas de la mafia de la comunicación y se sentaron las bases para implantar y hacer permanente el subsidio municipal al transporte público, cumpliendo así el compromiso contraído con la mafia camionera en demérito del interés público y del bienestar de las familias meridanas.

Camioneros, vendedores de licor y de cerveza, especuladores urbanos y piratas de la comunicación, son las 4 mafias que mantienen apergollada a la ciudad de Mérida y a sus habitantes. A esas 4 mafias sí les cumplió la flamante alcaldesa, a la que ayudaron a llegar a la silla municipal. A los mafiosos sí les cumplió y les seguirá cumpliendo, porque aspira a la silla que hoy ocupa La Comadre, porque ya piensa en la campaña y en sus costos, porque quiere seguir contando con el favor y el dinero de los mafiosos.

¿Y los empleos para los jóvenes? ¿Y el programa modelo de modernización vial? ¿Y los programas para el combate de la pobreza extrema? ¿Y los centros de salud, los mercados y las guarderías, que prometió en cada rumbo, en cada colonia, durante su campaña?

Todo esto puede esperar, total, son compromisos contraídos con el pueblo y al pueblo se le engaña y se le distrae con pan y con circo, justamente como lo hace Ivonne Ortega. ¿Por qué habríamos de esperar de la Ninia-Botox otra cosa, otro estilo, un gobierno de resultados por parte de la discípula y protegida de la Ñora del Justam?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: