El cinismo y la virulencia de la Ola Roja: el mejor acicate para conformar un frente ciudadano de resistencia al mal gobierno

Ante los excesos reiterados de Ibóm, por la comprobada incapacidad de su equipo de gobierno y por el cinismo y la frivolidad con que se desempeñaba la gobernadora la sociedad pasó del desencanto al rechazo, a la reprobación del derroche y de los abusos, a la exigencia de rendición de cuentas.

Y en este punto nos encontramos ahora: con la sociedad, otra vez, dividida y confrontada. Como en los aciagos días del desacato, con la gobernadora “montada en su macho” y, tras ella, la Ola Roja dispuesta a enfrentar con todo a quien ose criticar a su jefa o exprese oposición a alguno de sus mandatos. Intentando apenas coaligar esfuerzos y demandas, dando los primeros pasos de lo que podría llegar a ser una resistencia ciudadana, grupos organizados y líderes de opinión se han atrevido a decir “no” y deslizan la idea de acompañar con acciones sus reclamos al mal gobierno y su exigencia de rendición de cuentas.

LEER EL ARTÍCULO COMPLETO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: