Todo llamado es en vano: la señora confunde Cortés con Cuauhtémoc…

Obligación del gobernante: rendir cuentas

José Luis Sierra V.

Los empresarios reunidos en asamblea no solicitaron diálogo al gobierno de Ibóm Ortega; demandaron RENDICIÓN de CUENTAS. Que antes de imponer nuevas cargas tributarias o de aprobarse nuevos y abultados créditos, que antes de sancionarse la Ley de Ingresos del 2011 se explicara el destino de ese dinero, se dieran a conocer en detalle los mencionados “proyectos productivos” que nadie, nadie conoce hasta ahora.

Como se ha vuelto costumbre, por desgracia, la gobernadora Ortega Pacheco replicó con descalificaciones y evasivas. Dijo y repite en donde puede que su gobierno es de puertas abiertas y que el diálogo con el empresariado ha sido una constante en su desempeño. Los diputados priístas actuaron otra vez como sicarios y no como los representantes de la ciudadanía que debieran ser. Y fueron los diputados priístas los que remataron a los empresarios demandantes, asegurando que nunca habían querido dialogar, que habían “politizado” la discusión presupuestaria y que se conducían como facción opositora y no como empresarios responsables y genuinos.

(…)

Si nuestros gobernantes no asumen su papel de servidores, hay que hacérselos saber mediante la iniciativa social, la fuerza de la ciudadanía. Si la esencia de la democracia descansa en la SOBERANÍA POPULAR, esto es, el reinado del pueblo, entonces hay que recordarle a la señora gobernadora de quién es el dinero que ella gasta y derrocha y quién o quiénes deben ser los beneficiarios de ese gasto.

Si la señora gobernadora no entendió el llamado que la sociedad yucateca pretendió hacer al través del empresariado organizado pues hay que evitar que siga el derroche y la corrupción de la manera más efectiva que se puede encontrar: que no disponga del dinero para hacerlo.

¡¡Cerrémosle las llaves del gasto evitando que las cajas registradoras gubernamentales sigan timbrando!! Dejemos de pagar los impuestos que recauda el gobierno estatal y que son palanca para conseguir más recursos provenientes del erario federal. Dejemos de pagar la tenencia 2011 a partir de enero, que se deje de pagar inmediatamente el 2.5% del impuesto a las nónimas y esperemos dos, tres, los meses que sean necesario para que la gobernadora entienda el mensaje y supere su ignorancia o enmiende su soberbia.

LEER DOCUMENTO COMPLETO

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: