Cuando no se tiene N.P.I. de lo que es gobernar

De PEROGRULLO: no se terminó la pista atlética del estadio Salvador Alvarado en diciembre ni estará lista para el aniversario en febrero. La cantidad de errores y mentiras, que denotan incapacidad+negligencia, son causa suficiente para destituir al titular de Obras Públicas. En cualquier gobierno preocupado por servir a los gobernados así hubiera ocurrido hace meses, pero no en el gobierno de Ibóm, contentísima que está rodeada por sus cuates.


No es sólo que no hayan terminado la pista atlética del estadio, después de DOS AÑOS de retrasos. Aunque es una obra menor, sintetiza la incapacidad de TODO el GOBIERNO. Tampoco se entregó UNA SOLA de las ocho obras “monumentales” del Bicentenario, ni pudieron terminar el malecón de Progreso, en diciembre. No terminaron los hospitales de Valladololid y Tekax; el edificio de la policía, los museos, la Ciudad de la Ciencia.

Vamos a aceptar (sin conceder) que parte del derroche gubernamental va a la “promoción” de Yucatán en el mercado turístico. Ajá, ya está, se obtienen resultados: cientos, miles de turistas en potencia deciden viajar desde diversos puntos de los E.U. ¿cómo van a llegar a Mérida si sólo se tienen dos vuelos internacionales (y no diarios) y esos vuelos ESTÁN SATURADOS por meses? La promoción internacional es un fiasco y la estrategia turística obra de lelos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: