Los negociantes del PRI. Salvador García Soto

Los negociantes del PRI.

Salvador García Soto (El Universal; 23 sept. 2009).

No lo pueden evitar, está en su naturaleza; por más que quieran ser oposición y se pongan adjetivos eufemísticos de “opositores responsables”, la verdad los priístas son gobiernistas por naturaleza. Así surgieron, como partido en el gobierno; así sobrevivieron 70 años como gobierno y así buscan volver al poder: negociando y cogobernando con el PAN, porque es la única vía que conocen.

Sea a través de Manlio Fabio Beltrones, de Beatriz Paredes o del popular Enrique Peña Nieto, o bien por el titiritero mayor que es Carlos Salinas de Gortari, los priístas están pactando con Felipe Calderón y le van a sacar adelante su draconiano paquete económico que recarga en los contribuyentes el pago de la crisis.

A cambio de un trueque de recursos presupuestales para sus virreyes-gobernadores, el PRI no tendrá empacho en jalarle el cinturón a los mexicanos hasta la asfixia. Incluso, los priístas negocian aprobar el 2% de impuesto que propone el Presidente, condicionado a garantizar que vaya a programas sociales, pero que los recursos recaudados por el nuevo gravamen los manejen directamente los gobernadores, y no la Sedesol y sus panistas delegados.

Lo mismo con el nombramiento del impresentable Arturo Chávez Chávez como procurador. No hay muchas opciones y no sobran aspirantes a la PGR, pero la ineptitud probada de Chávez en Chihuahua y su negligencia criminal en los asesinatos de mujeres en Juárez poco importan al PRI y a sus senadores, si a cambio ellos llevan mano en nombramientos como el de presidente de la CNDH, los ministros de la Corte, los comisionados del IFAI y hasta los consejeros del IFE y la Judicatura a renovarse de aquí a diciembre.

“Te apruebo tu reforma fiscal, pero dame mi reforma política; te apruebo tus presupuestos recesivos, pero dame recursos para mis gobernadores”, son las divisas de los negociantes del PRI.

La estrategia del PRI es clara: ni apretar tanto a Calderón que lo ahorquen, ni apoyarlo tanto como para que repita en 2012, cuando sueñan con volver al poder y no quieren un país en ruinas. Digamos que como opositores los priístas son excelentes cogobernantes; e inescrupulosos negociantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: